sábado 2, marzo 2024

Comunicamos sustentabilidad

Cerca del 40% de las emisiones globales de CO2 provienen de edificios y el sector de la construcción

En un contexto en el que cada vez hay mayor preocupación por la sostenibilidad ambiental, el sector del Real Estate busca ser más eficiente a través de soluciones innovadoras, incluyendo el uso de Inteligencia Artificial.

En el mundo actual, en el que crece la preocupación por el cambio climático, cada vez son más las ciudades a nivel mundial que están adoptando medidas innovadoras para promover un futuro más verde. 

Un dato que preocupa es que, según la ONU, la temperatura global aumentará 3,5°C respecto a la era pre-industrial y ya se alcanzó el umbral de +1°C. El sector inmobiliario juega un papel crucial: cerca del 40% de las emisiones de CO2 a nivel mundial provienen de los edificios y el sector de la construcción. A esto se suma que se desperdicia hasta un 30% de la energía en los edificios comerciales.

“Las ciudades más avanzadas están adoptando tecnologías de energía renovable y eficiencia energética pasiva y activa en edificios residenciales para reducir su impacto ambiental y mejorar la sostenibilidad”

Apunta Paula Altavilla, Directora General en Argentina, Paraguay y Uruguay de Schneider Electric, empresa que brinda  soluciones para la eficiencia energética.

Dentro de las primeras tecnologías, desarrolladores y arquitectos son cada vez más conscientes de la orientación de las fachadas y ventanales para un mejor aislamiento térmico, así como el uso de tecnologías eficientes en la iluminación y climatización.

Entre las acciones de sustentabilidad activas, la generación de energía renovable «in situ», a través de paneles solares fotovoltaicos en techos y paredes de los edificios, tiene un peso preponderante.

La Inteligencia Artificial, clave para un futuro más sostenible

La inteligencia artificial desempeña un papel fundamental: hoy permite identificar patrones anómalos en el consumo de energía de un edificio y optimizar cuáles son los momentos indicados para autoabastecerse, almacenar o cuándo inyectar a la red eléctrica el excedente de energía generada.

En los edificios inteligentes también es cada vez más común la implementación de micro-redes, las responsables de, a través de algoritmos, regular la potencia entregada en cada cargador, en función de la demanda simultánea.

También están ganando presencia las «Smart Grids» o redes de distribución eléctrica inteligente. No solo eso: las ciudades inteligentes están adaptando herramientas avanzadas de predicción del clima para integrar de manera más efectiva estos recursos renovables en la red eléctrica.

La industria de la construcción y una necesidad de cambio

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), las emisiones indirectas de CO2 generadas por la construcción deberían bajar un 60% si se pretende cumplir con el objetivo de cero emisiones netas de carbonos de cara al año 2050. Frente a este desafío, la elección de productos con circularidad es clave a la hora de planificar y construir edificios cada vez más sostenibles.

Certificación en la Argentina: qué se está haciendo

El impulso hacia una mayor eficiencia energética es una necesidad apremiante tanto a nivel global como en Argentina, donde varios comités de profesionales están trabajando en la adecuación e implementación de estándares internacionales.

Entre ellos está LEED, una certificación otorgada por el World Green Building Council que evalúa aspectos como la ubicación, el uso de materiales sostenibles y la eficiencia en el uso de recursos. Los edificios certificados LEED son reconocidos por su menor consumo de energía, su reducción en las emisiones de carbono y su capacidad para proporcionar espacios saludables y confortables.

En paralelo, la certificación WELL se convirtió en un estándar global para identificar edificios y espacios interiores saludables. Se centra en aspectos como la calidad del aire, el agua, la iluminación, la actividad física y el confort térmico.

Hay que mencionar a Green Homes, una certificación local de Argentina Green Building Council que está en pleno desarrollo. La misma va a permitir certificar viviendas unifamiliares y multifamiliares, siguiendo los lineamientos de LEED for Homes.

La norma ISO 50001, en tanto, se enfoca en la gestión energética y es actualizada y adecuada por IRAM. Por último, la norma AEA 90364-8-1, establecida por la Asociación Electrotécnica Argentina en colaboración con el comité electrotécnico internacional (IEC), se utiliza para etiquetar instalaciones eléctricas residenciales, comerciales e industriales en función de su eficiencia energética.

Compartir

Notas relacionadas

Lanzan una app que permite identificar todas las aves de Argentina

La Asociación Aves Argentinas lanzó una versión renovada de...

Impacto positivo en el medioambiente con el fin de fomentar una agricultura más sostenible

Syngenta presentó su primer envase reciclado, que reduce en...

Punta Tombo: «El pingüino de Magallanes es un gran indicador del estado del mar»

Punta Tombo es un escenario natural de gran belleza....