Finalizó la segunda edición del premio que reconoce a los docentes más inspiradores del país

Damián Ortiz, docente de Mendoza, fue elegido Docente Inspirador del Año y se llevó un premio monetario de un millón de pesos. A su vez, Miguel Mascaro y Marcelo Ranzoni, obtuvieron una mención especial.

Se cerró la segunda edición del Premio Docentes que Inspiran, que reconoce a los mejores docentes de nuestro país, donde las historias y proyectos educativos de los seis docentes finalistas fueron los protagonistas de la noche, y se pudieron revivir las inspiradoras historias de los seleccionados entre más de 4.000 postulaciones.

En esta ocasión, Damián Ortiz fue elegido Docente Inspirador del Año por su trabajo como profesor de Matemática en tres escuelas para jóvenes y adultos, donde promueve el uso de nuevas tecnologías como herramientas en un modelo lúdico de aprendizaje.

En este contexto, Damián debe enfrentarse a dos desafíos principales: la falta de acceso a la conectividad de algunos estudiantes y el acompañamiento a los adultos que asisten a la escuela en el uso de las herramientas tecnológicas, con las que muchos no están familiarizados.

“Cada uno de los finalistas con los que compartí este concurso son excelentes en su área y creo que cada uno de ellos también podría haber sido el Docente Inspirador del Año tranquilamente”, destacó Damián durante la Gala. “Hoy me toca representar a los docentes de nuestro país, así que siento emoción, alegría y mucha responsabilidad”, agregó el profesor de 36 años.

Por otro lado, los docentes Miguel Mascaro y Marcelo Ranzoni recibieron una mención especial de $500.000 cada una. Miguel trabaja en una escuela agraria en Goyena, un pueblo rural en la provincia de Buenos Aires, donde impulsa proyectos para una industria ganadera más sostenible.

A su vez, Marcelo trabaja en la Escuela Técnica ORT donde creó en el marco de la comunidad educativa Empatizando, un espacio del que participan más de 450 estudiantes en el que desarrollan proyectos tecnológicos con impacto social.

Además, se reconoció a los docentes Karina Filippi, que implementa el aprendizaje basado en proyectos en una escuela secundaria rural en Guatraché, La Pampa; Marcela Carrivale, que trabaja en dos escuelas santafesinas donde motiva a sus estudiantes con proyectos vinculados a problemáticas locales y ambientales; y Cristian Montenegro, que promueve el uso de tecnologías en escuelas especiales para la inclusión de niños y adolescentes con discapacidad.